Telefónica prevé recortar las inversiones en tecnología 5G de Huawei, según ha declarado a Reuters el responsable de tecnología e información, Enrique Blanco. Hasta ahora, Telefónica ha dependido enteramente de Huawei para sus redes 4G en mercados España y Alemania, pero bajo la nueva estrategia, esto desaparecerá en 2024, y la empresa apostará por comprar equipamiento a distintos proveedores.

Telefónica ya adelantó la semana pasada que adquiriría equipamiento de Huawei y Nokia para el despliegue de su red 5G en Alemania. La compañía, con todo, desliga esta decisión del veto impuesto por Donald Trump a los equipos de Huawei por cuestiones de seguridad nacional. «Es ua decisión puramente técnica», aseguró Blanco. «No tenemos evidencia de puertas traseras, es algo que monitorizamos todos los días», aseguró Blanco, en referencia al temor de que los dispositivos de la firma china tengan mecanismos habilitados para el espionaje.

Blanco justifica el cambio por la seguridad. «Cuando el núcleo [de la red] viene de un solo proveedor hay más probabilidad de que un fallo puntual colapse toda la red». Además, la diversificación de proveedores permite que «ningún vendedor, independientemente de su nacionalidad, tiene toda la información en su sistema». Telefónica seguirá comprando a Huawei las antenas y las radios que conectan los teléfonos móviles con la red, equipos que suponen la mayor inversión en el despliegue 5G.

La española es una de las pocas empresas europeas que ha anunciado que seguirá trabajando con Huawei después del veto de Trump. Con todo, su decisión de comprar a la firma china equipamiento para las redes en Alemania está sujeta a las autoridades alemanas. Berlín quiere incrementar el control sobre los vendedores en términos de tecnología y gobernanza, y el Parlamento está aún debatiendo si añadir una supervisión adicional.

Fuente: Cinco Días