Un vagón tras otro hasta los 375, una cifra nunca antes vista en un tren. Transnet, una empresa de transporte de mercancías, ha diseñado un tren de carga de 4 kilómetros de longitud para trasladar manganeso mineral empleado en la industria siderúrgica por una ruta de 861 kilómetros entre las localidades sudafricanas de Sishen y Saldanha. Transnet estrenó oficialmente el modelo 375 CR-17 el pasado jueves.

Con esta proeza la compañía supera al que hasta ahora era el tren de carga con más vagones del mundo: un modelo de la propia empresa, de 342 vagones. Para conseguirlo, un equipo de técnicos añadió al prototipo de 312 vagones otros 63 convoyes. Sin embargo, el nuevo gigante rodado ha exigido mejorar el material rodante y las infraestructuras entre los dos extremos de la ruta: «Hubo que añadir 30 toneladas por eje», subraya la compañía. 

Transnet afirma que el nuevo modelo puede transportar 63 toneladas de manganeso por vagón y estima que en el periodo de un año habrá movido un millón adicional de toneladas de mineral, del que Sudáfrica es el primer productor mundial. Durante la presentación de la locomotora, los directivos de la empresa aseguraron que el estreno reafirma su estrategia de «migrar» el tráfico de mercancías pesadas de la carretera a las vías férreas en Sudáfrica.

El modelo de 375 convoyes de Transnet durante la ruta entre Sishen y Saldanha. El modelo de 375 convoyes de Transnet durante la ruta entre Sishen y Saldanha.

El país africano y Australia, a través de empresas como BHT Billiton Trains o Rio Tinto, compiten en el tamaño de los trenes de mercancías, con modelos de cientos de convoyes y con un peso que supera las 40.000 toneladas en algunos casos. Sobre este flamante tren, el director de operaciones de Transnet afirma que «es el más avanzado y eficiente de su clase en el mundo». 

El director general de la unidad de mineral de hierro y manganeso, Russell Baatjies, destaca que «la ampliación del tren reducirá los gastos de capital un 90% respecto a la estimación inicial». El director general de la empresa, Brian Monakali, celebra el «nuevo hito de la tecnología de transporte pesado, que se suma a Rio Tinto una empresa australiana que ha implantado los trenes sin conductor en su sistema de transporte de minerales». 

Transporte de mercancías por vía férrea

La alianza Rail Freight Forward está formada por 18 compañías europeas del sector del transporte ferroviario que comparten el compromiso de reducir el impacto negativo del transporte de carga. Trabaja para incrementar la cuota modal europea del tren del 18% actual al 30% en 2030. Con ese aumento calculan que se eliminarían 290 millones de toneladas de emisiones de CO2. 

El ferrocarril emite 9 veces menos dióxido de carbono que el camión de acuerdo con Bernd Hulerum, CEO de Transfesa Logistitcs, una empresa que busca soluciones para el transporte de mercancías.

Fuente: Cinco Días